1934 - 2018

Al llegar la década del 30, comenzó una paulatina industrialización textil en Argentina, lo que motivó que el espíritu emprendedor de Don SIMON MAYER, que aconsejara el contacto con fábricas europeas de maquinaria textil e hilados, a los efectos de obtener la representación de las mismas.Fue así como se introdujeron en nuestro mercado los primeros telares para seda y algodón marca BENNINGER, urdidores y jiggers de la misma procedencia, como también los hilados finos de algodón de la firma RICHARD HARWOOD, de Bolton-Inglaterra, y otras maquinarias textiles y materias primas.

A partir del 16 de Noviembre de 1934 quedó constituído el rubro DONO,ENCABO y CIA. con los mencionados DONO y ENCABO, al que pocos años después se incorporó GERMAN DOMINGO. Ellos dieron renovado impulso a su actividad de agentes, con el agregado de nuevas e importantes representaciones, en especial, en el rubro de máquinas circulares para medias y tejidos de punto y sus repuestos, agujas y platinas, así como en el rubro de instalaciones de urdido, telares para cintería, aparatos de laboratorio, cilindros grabadores y estampadores, hilados, papeles desmoldantes para la fabricación de telas plásticas, etc., etc.,

En el año 1968 la firma DONO, ENCABO y CIA., tuvo que lamentar la desaparición del socio GERMAN DOMINGO y en 1972, la dolorosa pérdida de JOSE RAMÓN DONO, ambos muy estimados y apreciados en el ámbito de la industria textll. Se incorporaron entonces a la firma ROBERTO COLOMER y OSCAR HUGO RODRIGUEZ RIBEIRO , quienes colaboraban eficazmente en la firma ya desde 1937 y 1948 respectivamente, formando con el socio fundador ADOLFO ENCABO, la actual sociedad DONO, ENCABO y CIA.

La firma DONO, ENCABO y CIA., desde 1975 ocupa su propio local y oficinas en la Avenida José María Moreno 863, Buenos Aires, Argentina.

En la actualidad la Sociedad está constituída por los Señores: ROBERTO COLOMER, OSCAR HUGO RODRIGUEZ RIBEIRO, GUILLERMO COLOMER y HUGO MARIO RODRIGUEZ RIBEIRO.

Este aniversario sorprende a la firma DONO, ENCABO y CIA. rodeada de la consideración y el afecto de sus representados, clientes y amigos, conservando las inalterables normas de seriedad y responsabilidad que han sido su característica a través de toda su trayectoria al servicio de la industria textil y del comercio importador de nuestro país.